CIRUGÍA REFRACTIVA LÁSER EXCIMER

El Centro Oftalmológico Fontaneda fue el primero en introducir esta técnica quirúrgica en Álava en el año 1994.

Contamos con una amplia experiencia de varios miles de ojos intervenidos con excelentes resultados.

Disponemos en nuestras instalaciones de las últimas tecnologías en cirugía ocular, tanto en Láser Excimer (LASIK, PRK) como con lentes intraoculares fáquicas (ICL).

laser-montaje

logo-infoNo todas las personas que desean operarse cumplen los requisitos médicos para realizarse una cirugía refractiva y así eliminar su dependencia de gafas o lentillas.

Por eso aconsejamos a quien se plantea operarse (aunque sea en un futuro lejano) acudir a nuestra clínica para conocer si es candidato a cirugía y qué técnica sería la más adecuada en su caso.

Esta consulta médica informativa es totalmente gratuita y sin compromiso.

¿Hace cúanto tiempo que se utiliza el LÁSER EXCIMER?

La primera cirugía con este láser se practicó en 1988 en U.S.A. Desde entonces hasta hoy millones de pacientes han sido intervenidos en el mundo con el fin de eliminar la dependencia de gafas y lentillas.

El Centro Oftalmológico Fontaneda ha sido pionero en España y el primero de Álava en realizar cirugía refractiva con Láser Excimer en 1994 y el Instituto Oftalmológico Marcos Beltrán fue el primero en introducir esta técnica quirúrgica en La Rioja en el año 1997. Gracias a esta larga trayectoria, contamos con una amplia experiencia con varios miles de ojos intervenidos con excelentes resultados. Actualmente disponemos en nuestras instalaciones de las últimas tecnologías en cirugía ocular con láser, tanto en la fase de diagnóstico preoperatorio como de tratamiento.

¿Además de la miopía, ¿Pueden operarse también el astigmatismo y la hipermetropía?

Por supuesto. En los inicios de la técnica se operaba solamente la miopía, pero actualmente con los Láser Excimer de última generación pueden eliminarse también la hipermetropía y el astigmatismo.

¿Pueden operarse todas las personas que lo deseen?

No. Al contrario de lo que se cree popularmente no todo el mundo reúne las condiciones idóneas para operarse con Láser Excimer de forma segura. Por eso realizamos un estudio preoperatorio exhaustivo y si encontramos algún inconveniente, no dudamos en desaconsejar la cirugía.

En nuestro Centro Oftalmológico nuestros médicos seleccionan cuidadosamente a los pacientes candidatos a cirugía. Para nosotros el paciente candidato ideal debe ser:

• Mayor de 20 años.
• Graduación estable.
• Grosor y curvatura corneal adecuados.
• Ausencia de enfermedades oculares.

¿Los deportistas pueden operarse?

No solo pueden sino que esta cirugía está especialmente indicada para ellos para poder practicar cualquier deporte con comodidad, sin necesidad de gafas o lentillas.

¿Cómo funciona el LÁSER EXCIMER?

El Láser Excimer es un láser de luz ultravioleta, invisible y frío. Lo que hace es pulir con suavidad el tejido corneal tallando como una lentilla de alta calidad sobre la propia córnea eliminando la miopía, hipermetropía y astigmatismo. Se trata de una tecnología con un extraordinario grado de perfección, ya que permite una precisión superior a un micrómetro (0.001 mm), confiriéndole una gran fiabilidad y seguridad.

Todo el sistema está guiado informáticamente mediante avanzados sistemas de software que parten de datos programados por el cirujano de manera que si, por ejemplo, el paciente hace un movimiento involuntario durante la cirugía, el láser se para instantáneamente y no comienza de nuevo hasta que no se vuelve a la posición correcta.

¿Qué técnica emplear?

El pulido corneal se puede realizar en profundidad o en superficie. Ambas técnicas están vigentes hoy en día y la indicación de una u otra dependerá del número de dioptrías y del tipo de córnea que presente el paciente.

PRK-LASEK: Tratamiento de superficie.

El láser se aplica directamente en la superficie corneal. Para ello es preciso eliminar el epitelio corneal que vuelve a regenerarse en 2 días. La principal ventaja de ésta técnica es que permite operar córneas más finas que con la técnica LASIK, aunque el postoperatorio sea más incómodo.

LASIK: Tratamiento en profundidad.

Primero, con un microqueratomo se separa una lámina fina de la córnea para alcanzar la capa media de la córnea, donde se realiza el pulido con el láser. Luego se vuelve a colocar el lentículo. Al no eliminar el epitelio, la recuperación visual es muchísimo más rápida y las molestias son mínimas.

¿Es posible que existan complicaciones?

La cirugía ocular con láser presenta un alto índice de seguridad y no conlleva los riesgos de una cirugía intraocular (como por ejemplo una cirugía de catarata, glaucoma, retina…) porque el láser actúa únicamente en la superficie del ojo, sin afectar a las estructuras intraoculares.

Además, la acción del láser en la córnea es únicamente de micras por lo que no se debilita la resistencia del globo ocular, permitiendo realizar cualquier actividad exactamente igual que antes de la operación.

Puede haber al principio pequeñas molestias como lagrimeo, fotofobia o visión de halos en las luces, pero todas ellas desaparecen rápidamente salvo en casos excepcionales.

En cualquier caso, tratándose de algo tan importante como sus ojos, le animamos a que consulte abiertamente con el oftalmólogo cualquier duda o inquietud que pueda tener al respecto.

¿Es aconsejable operar los dos ojos a la vez?

Sí, dado que el riesgo quirúrgico es mínimo, pero es algo que puede decidir el paciente.

¿Cómo se desarrolla la intervención? ¿Es dolorosa?

La mayoría de los pacientes operados definen su experiencia quirúrgica como sencilla, rápida e indolora.

• Se realiza en nuestras instalaciones sin necesidad de ingreso.

• Se le colocará tumbado en una camilla bajo un microscopio.

• Se le instilarán unas gotas de anestesia tópica (en colirio).

• Los párpados se mantendrán abiertos con un separador.

• Se le protegerá la cara con un campo estéril, pero podrá respirar y hablar normalmente.

• Se le pedirá que fije tranquilamente la mirada en un punto de referencia luminoso, mientras el oftalmólogo le ayuda con instrucciones claras y precisas.

• No notará ningún dolor. Puede notar presión, picor o incomodidad pero nunca dolor.

• El tiempo total del tratamiento son 5-7 minutos por ojo.

• Después permanecerá unos 45-50 minutos sentado en un sillón y luego se podrá ir a casa.

• Al día siguiente deberá acudir a revisión.

¿Cuánto tiempo se tarda en poder reanudar una actividad normal?

En la evolución postoperatoria aconsejamos una semana de cierto reposo, sin deportes o actividades de gran esfuerzo, aunque desde el día posterior a la cirugía se puede desarrollar una actividad diaria prácticamente normal.

Para trabajos que exijan una fijación visual importante (ordenador, lectura…) normalmente aconsejamos no abusar de ellos en los primeros 8-10 días.